IMG_1142-3
IMG_1187-3
IMG_1169-2

Calendario 2016. Tiempo de memoria

Homenaje a José Martín Lorca (1919 – 2015)

Diseño e impresión Martín Gràfic.

Producto especial | Identidad corporativa | 2016 | Cliente Martín Gràfic.

 

Vídeo a modo de making-of realizado por Micrea: vimeo.com/149159196 (www.micrea.es).

Fotografías Marta Martín Núñez.

Textos José Luis Martín Montesinos, Violeta Martín Núñez.

Impresión en plomo José Vicente Navarro Tejedor (impresor en Martín Gràfic).

Tirada 500 ejemplares.


Concepto

Calendario que, cada año, realiza Martín Gràfic como obsequio a sus clientes habituales. Recientemente fallecido José Martín Lorca, fundador de la empresa familiar y tipógrafo, se decide rendirle un sencillo homenaje personal, extensible por lo demás a la profesión de tipógrafo. Como hilo conductor, el calendario presenta una memoria a través de los objetos, un recorrido fotográfico que cada mes nos presenta diferentes elementos propios del tipógrafo: un tipo de plomo, unos cuadratines y regletas, un chibalete, una Minerva o las herramientas básicas para la corrección de pruebas.


Tres sistemas de impresión

Las imágenes y textos que acompañan el calendario nos ofrecen una mirada hacia el pasado de la profesión de tipógrafo y nos hablan, por tanto, de los cambios tecnológicos que ha sufrido el sector de la impresión a lo largo del siglo XX. Un recorrido histórico que, además, se traslada a la producción del propio calendario, que se llevó a cabo empleando tres sistemas diferentes de impresión: la cubierta, en tipos de plomo, utilizando la Minerva de aspas GrafoPress que conservamos en Martín Gràfic; las páginas que componen el interior, mediante impresión en ófset; y la contracubierta, por último, con las modernas máquinas de impresión digital.


Tipografía

La impresión de la cubierta con la antigua GrafoPress limitaba considerablemente las posibilidades de elección tipográfica: solo podíamos emplear aquellas familias de las cuales conservamos, en plomo, los pesos y cuerpos apropiados para componer los titulares de una cubierta. Además, queríamos mantener una cierta unidad a lo largo de todo el calendario, por lo que necesitábamos disponer también de dicha fuente digitalizada. La solución llegó de mano de la Futura, con la que Paul Renner revolucionó en los años 20 la historia de la tipografía: un diseño que, pese a tratarse indudablemente ya de un clásico, todavía hoy representa una cierta idea de modernidad, un carácter que subrayamos aún más empleándola solo en pesos muy contundentes (Heavy y Bold).


Papeles especiales

Impreso a una sola tinta, tratamos de buscar materiales que aportaran cierta personalidad al calendario y que, por su tono y textura, remitieran al pasado de las imprentas. Para el interior, escogimos un Rives Tradition blanco natural, cuyo tono y textura remiten a los materiales usados tradicionalmente para la papelería corporativa de prestigio. Para la cubierta se empleó la Kraft Liner de 300 g/m2, una cartulina de calidad que recuerda en cambio a los bastos y resistentes papeles de estraza empleados para los embalajes tradicionales.